“Amasías le preguntó al hombre de Dios: -¿Qué va a pasar con los tres mil trescientos kilos de plata que pagué al ejército de Israel?” -El Señor puede darle a usted mucho más que eso –respondió” – 2 Crónicas 25:9

Estás aquí: